Con un ojo en Superliga y otro en el play-in de BLAST Pro Series

Main photo.

La jornada previa al parón de Semana Santa llega con varios equipos con la mente puesta en el play-in de la BLAST Pro Series de Madrid, que comenzará este mismo miércoles, por lo que las sorpresas son un riesgo real para muchos de los conjuntos aspirantes a las primeras plazas de la clasificación.

 

Movistar Riders – Team Queso (Martes 20:00h, Mirage)

El líder vuelve a saltar al servidor con su suplente, Zuhir “JibriX” Mohammad, antes de poder incorporar a su último fichaje, Raúl “DeathZz” Jordán, que hará su debut en la próxima fecha. Con tres victorias de ventaja sobre sus más inmediatos perseguidores, se siente en una posición de poder que le permite tomarse con cierta relajación este encuentro antes de volver a pisar el acelerador con su alineación titular.

Team Queso no será un rival fácil para los jinetes. Sin embargo, tener que preparar también la semifinal del play-in de BLAST Pro Series puede hacerles no llegar en las condiciones más optimas de competición. Tendrán que tener mucho cuidado ya que una derrota podría apretar muchísimo la lucha por las eliminatorias, con ellos como principal víctima.

 

Team eu4ia – Dragons E.C. (Martes 21:00h, Inferno)

Como un soplo de aire fresco le ha venido a eu4ia el asegurar su presencia en la próxima temporada de la Superliga Orange. Son un equipo totalmente distinto y ya se pudo comprobar en la jornada anterior con la importante victoria obtenida ante Team Queso. Juegan sin presión y eso les convierte en un peligro para cualquiera. ¿Próxima víctima? Quizá Dragons E.C..

Los dragones se ven por fin en la segunda posición de la tabla en solitario, pero cuidado, un traspié puede volver a apretar las cosas. Las distancias son mínimas y pensar en demasía en la eliminatoria del miércoles puede abrir una venta a la sorpresa y acabar dándole un vuelco a sus esperanzas de subcampeonato de la fase regular.

 

MAD Lions E.C. – x6tence (Martes 22:00h, Nuke)

El primer partido de los leones tras la pérdida de Raúl “DeathZz” Jordán no será fácil. Actualmente acomodados en la tercera posición y con claras aspiraciones de doblegar a Dragons E.C. en el segundo puesto, los jugadores de MAD Lions E.C. tendrán un rival más que complicado para situaciones de presión. La parte positiva radica en que podrán preparar el partido sin pensar en nada más, es su único compromiso de la semana.

Nunca hay que desconfiar de los aliens y aunque a día de hoy se encuentren a dos victorias de los puestos que dan acceso a los playoffs, con la igualdad patente de la Superliga Orange, en cualquier momento se puede dar la vuelta la situación. Que los leones no acudan con un quinteto rodado puede ofrecerles una oportunidad de oro para agarrarse de nuevo a la pelea.

 

Cream Esports – Wild Gaming (Jueves 20:00h, Nuke)

Partido con riesgo para Cream Esports. Por un lado, contarán con la presión de que una derrota puede colocarles en el abismo de caer apeados de las eliminatorias y por el otro, el resultado que se dé el miércoles en su semifinal del play-in de BLAST Pro Series puede condicionar mentalmente a sus jugadores. Trabajo duro por delante para el staff técnico buscando la máxima concentración del quinteto revelación de la temporada.

A los osos, por su parte, se le empiezan a acabar las oportunidades de dar la campanada y colarse en la lucha por el título. Un rival complicado en frente, pero quizá con la mente en otro sitio. Es su principal baza a la hora de reengancharse al pelotón de aspirantes al sexto puesto que puede ampliarse a la conclusión de esta jornada.

 

Team Heretics – Vodafone Giants (Jueves 21:00h, Inferno)

Uno de los partidos más esperados de la decimoséptima fecha será el que cierre el menú de encuentros del jueves. Los herejes, tan irregulares como siempre, se las verán con unos gigantes heridos en el orgullo por la derrota de la semana pasada. Team Heretics necesita la victoria de manera imperiosa y quizá, la agónica manera en la que lograron los tres puntos ante Tenerife Titans espolee sus ánimos y ayude a dar la sorpresa.

El quinteto luso se veía hace no tanto tiempo en una cómoda segunda posición como único perseguidor de Movistar Riders y siendo de los pocos que les habían vencido pero un cúmulo de resultados le ha abocado al cuarto puesto y con un riesgo controlado aún de caer más abajo en la tabla. Necesitan rehacerse mentalmente, pero no será una semana fácil al tener que disputar también la semifinal del play-in de BLAST Pro Series.